GESTIÓN
DE RIEGO

COMO REGAR

DE LA FORMA

MÁS RENTABLE

Reduce el estrés hídrico.

Nuestra plataforma ofrece a los administradores de campos de golf una solución rápida y eficaz para identificar y resolver problemas de salud en sus campos, como el estrés por falta de agua. Esta herramienta permite detectar de manera eficiente las dificultades de salud que afectan al césped y suministrar a los superintendentes de los campos de golf la estrategia de riego más adecuada para garantizar la satisfacción de los jugadores de golf. Aunque los campos de golf suelen estar equipados con riego automático, nuestros drones con visión por ordenador pueden ayudar a los campos de golf a reducir su consumo total de agua teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas, la estación del año y la topografía.

 

Mejor uso de los sistemas de riego de los campos de golf.

Estos pueden optimizarse con nuestra ayuda para reducir el consumo de agua y mantener al mismo tiempo la salud, el aspecto y la capacidad de juego del césped

Gran parte de la información de los vuelos de drones puede utilizarse para modificar la programación del riego con el fin de mejorar la consistencia de la humedad, disminuir el consumo de agua y mejorar las condiciones de juego.

 

Imágenes aéreas para mejorar la gestión del riego de campos de golf.

Es vital examinar la información producida por el dron también a nivel del suelo para maximizar el uso de las imágenes. Por ejemplo, recopilando datos sobre la humedad del suelo con un medidor de humedad manual en aquellas zonas en las que la cámara del dron haya detectado posibles problemas de salud del césped.

Mediante la utilización constante del dron y la recopilación de datos de humedad del terreno, se podrá mejorar la interpretación de las imágenes digitales. En definitiva, se podrán examinar de manera precisa las imágenes digitales para identificar si una zona está húmeda, seca, en malas condiciones de salud o estresada por el tránsito peatonal.

Estas imágenes aéreas también proporcionan información sobre los patrones de distribución del agua, identificando áreas específicas en las que se pueden reducir las aplicaciones de agua, manteniendo el césped sano, la estética y mejorando la capacidad de juego.    

Si se obtienen los datos adecuados, se puede hacer un seguimiento de las zonas problemáticas y del progreso de los tratamientos. Se pueden detectar fácilmente las zonas de estrés y aprovechar las oportunidades para reducir el consumo de agua. 

 

Conviértete en un campeón de la conservación del agua.

Con nuestra ayuda, podrás crear una estrategia de conservación del agua que identifique las áreas específicas en las que se pueden reducir o reasignar las aplicaciones de agua. También podrás medir los progresos realizados en tu plan de conservación del agua y aplicar nuevas mejoras para seguir optimizando las aplicaciones de agua.  Nuestras estrategias de conservación del agua fomentan una gestión saludable del césped al tiempo que maximizan la eficiencia en el uso del agua.

 

Sistemas de riego obsoletos y cómo podemos ayudarte.

Es habitual encontrar instalaciones con diseños obsoletos en los sistemas de riego, ya que muchos factores como los materiales e incluso el juego han cambiado con el tiempo, especialmente en los últimos diez años. Por este motivo, los requisitos de los sistemas de riego también han cambiado.

Además, existen muchas instalaciones mal diseñadas, con un mantenimiento inadecuado, una mala gestión hidroenergética y ( a menudo) una escasez de conocimientos especializados en riego. 

Es común ver diseños de riego en el campo que carecen de líneas de riego bien definidas, y triangulaciones irregulares que no se ajustan al modelo del terreno, lo que resulta en muchas áreas deficitarias y la necesidad de riegos adicionales con mangueras. Debido a estas características del sistema de riego, en los meses más secos, el campo no es uniforme, con grandes parches de sequedad en algunas áreas y exceso de humedad en otras.

Por eso, sería necesario:

– Rediseñar y redimensionar las instalaciones (tuberías, bombeo, cobertura de aspersores, etc.).

– Optimizar la ubicación de los aspersores para lograr la máxima uniformidad y optimización del consumo.

– Riego exclusivo en las áreas de juego más utilizadas: tees, calles, greens y alrededores del campo.

– Sistemas de drenaje: donde se recoge el agua de los puntos de acumulación y se almacena en depósitos.

– Embalses: reservan el agua del campo y permiten reutilizar el agua de los sistemas de drenaje.

 

Nuevas tecnologías: drones y sensores.

El uso de las últimas tecnologías es crucial para el uso eficiente del agua y para mejorar la jugabilidad del campo (estaciones meteorológicas, mediciones, sistemas informáticos, etc.). El ahorro en costos de agua y la eficiencia son el objetivo principal. La aplicación de estas tecnologías puede resultar en un ahorro del 15-20%, e incluso más si se reduce el área de riego.

Los drones, una herramienta que cuantifica la salud del césped con imágenes del Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada (NDVI) que producen mapas en 3D, son ideales para el diseño y desarrollo de sistemas de riego más eficientes y la identificación de puntos secos localizados, inundaciones o la aparición de enfermedades.  

Los sensores de humedad y temperatura pueden medir los niveles de humedad del suelo.  Son una herramienta eficaz para ahorrar agua de riego, algo en lo que también podemos ayudarte.

ESTAREMOS ENCANTADOS
DE RESPONDER A SUS PREGUNTAS

PÓNGANOS A PRUEBA

ESTAMOS AQUÍ
PARA RESPONDER VUESTRAS DUDAS